Tecnología de preparación de compuestos para bitumen

Desde el punto de vista químico, el bitumen comprende la mezcla de hidrocarburos de alto peso molecular, semisólida a dura como un resorte, obtenida por destilación fraccionada del petróleo, así como de los componentes solubles en disulfuro de carbono de los asfaltos naturales y las ceras de parafina y de lignito. El betún pertenece a los materiales termoplásticos, es decir, su viscosidad depende de la temperatura: cuando se calienta, pasa sin dificultades por todos los estados, desde el sólido, pasando por el viscoso, hasta convertirse en un líquido fino entre 150 °C y 200 °C.

Gracias a los descubrimientos en Oriente Medio sabemos que ya se utilizaba en aplicaciones anteriores a la Edad Antigua. En el siglo XIX se hicieron posibles los métodos de producción para la extracción continua de bitumen. En la actualidad, se obtiene principalmente como residuo de la destilación al vacío del petróleo. En función de la calidad deseada, se define un perfil de propiedades específico mediante la mezcla con gasóleo de vacío pesado.

Aplicaciones típicas

El bitumen desempeña un papel importante como matriz portadora en muchas aplicaciones. Algunas de sus características, como las propiedades de sellado, la resistencia a la intemperie, la humectabilidad y la adhesión a superficies secas, son de gran importancia en una amplia variedad de aplicaciones. Entre ellas se incluyen las capas de revestimiento de alfombras y suelos, las láminas de aislamiento acústico y antivibratorio de alta resistencia, los componentes de vehículos y equipos técnicos, así como diversas aplicaciones en el sector de la construcción.

Requisitos para la preparación de compuestos

El método tradicional de producción de compuestos bituminosos de alta carga es la preparación en mezcladoras internas por lotes. Estos procesos consolidados ofrecen ventajas como la flexibilidad, la dosificación sencilla fuera de línea —incluso de pequeñas proporciones de la receta—, así como los tiempos de permanencia y mezcla variables. Sin embargo, ciertas limitaciones, como los tiempos de almacenamiento intermedio y las variaciones de características entre lotes individuales, permiten que los procesos continuos manifiesten sus ventajas: Las condiciones uniformes del proceso, la estrecha distribución del tiempo de permanencia y la integración de los pasos del proceso forman parte del perfil típico de sus puntos fuertes. La amasadora BUSS también destaca por su control preciso de la temperatura, la gestión de grandes diferencias de viscosidad entre el bitumen y los polímeros/elastómeros, además de la posibilidad de mezclar perfectamente incluso las proporciones más altas de carga.

Recientemente se ha añadido una amplia gama de campos de aplicación gracias, en gran medida, a la integración de pasos del proceso, como el procesamiento en línea en sustratos portadores y el uso de componentes de receta alternativos. En el Centro Técnico de BUSS se pueden desarrollar y optimizar los sofisticados procedimientos empleados para acomodar y aplicar estos elevados estándares. Las primeras plantas con un factor de rendimiento de 10 se han construido como plantas industriales y están funcionando con éxito. En un rango de rendimiento de 1:6, los productos se procesan directamente en línea. Además, la carcasa abatible de la amasadora BUSS garantiza un acceso rápido y una alta disponibilidad del sistema. Además de la dilatada experiencia de BUSS en la técnica de procesamientos, el diseño modular —y, por lo tanto, adaptable de todo el sistema— hace que el sistema de amasadoras BUSS sea una excelente elección y una sólida inversión para la elaboración de compuestos de bitumen con mucha carga y sus futuros materiales de sustitución.

Bitumen used for heavy duty vehicle surfaces due to high durablility

Diseño típico de una instalación para bitumen

Los sistemas BUSS de preparación de compuestos para bitumen ofrecen las siguientes ventajas específicas

  • Regulación precisa de la temperatura
    La amasadora BUSS permite una regulación precisa de la temperatura gracias a la introducción controlada de energía y las tasas de cizallamiento uniformes y moderadas, así como el control de la temperatura mediante termopares que están montados en pernos de amasado huecos envueltos de polímero en posiciones relevantes a lo largo de la sección de proceso

  • Capacidad de grandes proporciones de carga
    La tecnología de las amasadoras BUSS permite alcanzar proporciones de carga de hasta un 90 % mediante la distribución de 2-3 posiciones de alimentación, el aprovechamiento de dispositivos de alimentación, como los husillos de alimentación lateral, la alimentación gravimétrica de las cargas, el venteo de retroceso y la excelente eficacia de avance. Las tasas de cizallamiento moderadas de la amasadora permiten un fácil manejo de las elevadas viscosidades que se producen cuando se trabaja con grandes porcentajes de carga.

  • Fácil acceso a las piezas del proceso
    Los componentes de la tecnología de amasado BUSS, como los elementos del husillo, cubiertas de revestimiento y pernos de amasado, se pueden sustituir fácilmente, ya que la sección de proceso desplegable de la amasadora BUSS facilita el acceso a ellos. Todos estos elementos se pueden sustituir sin tener que desmontar la carcasa o el husillo oscilante.

  • Estrecha distribución del tiempo de permanencia
    El tiempo de permanencia del material y la exposición asociada al cizallamiento, la presión, la temperatura y otros componentes influyen en las propiedades del producto. Aunque el tiempo de permanencia puede ser más corto o más largo según la aplicación, la distribución del tiempo de permanencia suele ser ventajosa si es estrecha, a fin de obtener productos homogéneos y reproducibles. Gracias a la mezcla intensiva —pero homogénea— del material, la amasadora BUSS ofrece flujos de material definidos con poco volumen muerto. Esto supone unas ventajas únicas en cuanto a la distribución del tiempo de permanencia en comparación con otros sistemas.

  • Proceso continuo
    La amasadora BUSS realiza un proceso continuo y ofrece todas las ventajas de un sistema de producción continua e ininterrumpida. Los sistemas de dosificación de alta precisión garantizan unas especificaciones exactas de las recetas con caudales bajos o altos. La alta homogeneidad del producto y la mayor eficacia de la producción son las ventajas de los procesos de producción continua, como los que ofrece la amasadora BUSS.

Más información

Descarges

  • COMPEO